TESOROS *** MACARENA

 
TESOROS

Llegaste una mañana, en sublimes VERSOS…me hablaban... DE AMOR… y divisé la… GLORIA…y pronto, en un derrotero de magia, me abrazó MATERNIDAD… y supe que, ES POESÍA…y luego en un encuentro y reencuentro…comprendí que ANTES… de todo lo terrenal, en QUE LA LUZ DE LA ALBORADA… estás… TÚ, MARÍA, y aquí le llevo…y agradezco a Dios, por todo esto, y gozo del momento arrobada, en una constante ALGARABÍA


María del Carmen Menéndez García
MACARENA
Anuncios

UN VUELO ENTRAÑABLE *** UNA VEZ VIVÍ *** MACARENA

Un vuelo entrañable

Despierto y aún en sueños cada día
emprendo la marcha hacia tu encuentro,
y es el mismo Dios que el ansia abriga
y maravilla a mi alma de contento.
Emprendo mi viaje despojada
de todo exceso de equipaje,
mis brazos como alondras
baten alas, tu orilla, es la luz de aterrizaje.
Imploro al tiempo sosegado
apresure el sol de la alborada,
la esperanza anida aquí, en mi almohada
borrando los grises de la noche.
Despierto, y siento tu presencia,
y es Él que benévolo unge de apego mi destino,
instando a que avence raudamente…
al oasis fraterno…, un cielo…, tan querido…

María del Carmen Menéndez García

enero de 2011

MACARENA

A UN ÁNGEL *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ

21/10/09

Converso con ÉL, suelo hacerlo en medio de las oraciones o cuando se evade la mente, lo sabe es mi instintiva rebeldía de siempre ante el dolor.
Me responde, con paciencia, comprensión, y deja en mi alma gotas de serenidad y amor, en la voz de un cielo mío…

Hoy, te digo lo que ciento con total respeto y amor, cómo a un hijo que hace un tiempo no veo, más qué está en cada detalle…
Decirte que estás presente, pues sonríen las estrellas, que estás en cada alborada, en el vaivén de sus letras, en su reír, sus compartidos silencios, pues desde mi distancia, les percibo
Vaya si duele tu ausencia, sabes, en cada nuevo aniversario, en el calendario del alma, poblado por tu recuerdo, se hace viva tu presencia, eres sol en el verano, eres flor en primavera, en otoño un lucero, en invierno luna plena.
Es tu sonrisa tan blanca, tu alegría en su esencia, y yo qué sé, no soy nada, me revelo, y allí quedan en el aire mis preguntas
Y Dios insiste y habita en mi alma, y la impregna de FE ciega y la herida duele un poquito menos… y se va estrechando la brecha, pues dicen que por las noches los ángeles se desvelan, y es por eso que titilan las estrellas, y cada una tiene vida por lo seres que amamos y partieron a la Luz.
Hasta pronto… dulce ángel de amor.

Maricarmen

Un día de Octubre de un 2009

MACARENA

PAZ *** MACARENA*** UNA VEZ VIVÍ

PAZ

Serenidad, quietud,
solo tu y yo,
en tu mirada ternura
en mis labios temblor,
nombré a tu madre
sublime emoción,
y luego el silencio
en rezo de amor.
Serenidad en el templo
solo Tu y yo,
y mi Reina del Cielo
Tu Madre, Amor,
paz, arrobamiento,
una luz interior,
sentí una caricia
en mí corazón,
mi Reina y Señora,
me abraza Señor.

Maricarmen

05.02.09

MACARENA

TESOROS *** MACARENA

TESOROS…

Llegaste una mañana, en sublimes VERSOS…me hablaban… DE AMOR… y divisé la… GLORIA…y pronto, en un derrotero de magia, me abrazó MATERNIDAD… y supe que, ES POESÍA…y luego en un encuentro y reencuentro…comprendí que ANTES… de todo lo terrenal, en QUE LA LUZ DE LA ALBORADA… estás… TÚ, MARÍA, y aquí le llevo…y agradezco a Dios, por todo esto, y gozo del momento arrobada en una constante ALGARABÍA

Mari Carmen

MACARENA

SANTA TERESA DE ÁVILA *** MACARENA

VIVO SIN VIVIR EN MI

Vivo sin vivir en mí.Y tan alta vida espero Que muero porque no muero.
Vivo ya fuera de mí,Después que muero de amor;Porque vivo en el Señor,Que me quiso para sí:Cuando el corazón le di.Puso en él este letrero,Que muero porque no muero.
Esta divina prisión,Del amor con que yo vivo,Ha hecho a Dios mi cautivo,Y libre mi corazón;Y causa en mí tal pasiónVer a Dios mi prisionero,Que muero porque no muero.
¡Ay, qué larga es esta vida! ¡Qué duros estos destierros! ¡Esta cárcel, estos hierros En que el alma está metida! Sólo esperar la salida Me causa dolor tan fiero, Que muero porque no muero.
¡Ay, qué vida tan amarga Do no se goza el Señor! Porque si es dulce el amor,No lo es la esperanza larga:Quíteme Dios esta carga,Más pesada que el acero,
Que muero porque no muero.
Sólo con la confianzaVivo de que he de morir,Porque muriendo el vivir.Me asegura mi esperanza;Muerte do el vivir se alcanza,No te tardes, que te espero,Que muero porque no muero.
Mira que el amor es fuerte;Vida no me seas molesta,Mira que sólo te resta,Para ganarte, perderte;Venga ya la dulce muerte,El morir venga ligeroQue muero porque no muero.
Aquella vida de arriba,Que es la vida verdadera,Hasta que esta vida muera,No se goza estando viva:Muerte, no me seas esquiva;Viva muriendo primero,Que muero porque no muero.
Vida, ¿qué puedo yo darte A mi Dios, que vive en mi,Si no es el perderte a ti,Para merecer ganarte?Quiero muriendo alcanzarte,Pues tanto a mi amado quiero,Que muero porque no muero.
SANTA TERESA DE JESÚS

Y la simiente da frutos, futos de Amor y Fe…

Mari Carmen

MACARENA

LARGO MARTIRIO DE ANSIEDADES *** MACARENA

LARGO MARTIRIO DE ANSIEDADES

Por

Emma Margarita
Mar de intranquilidad, de dolorosa angustia,
recorre las arterias sedientas de remansos,
en un ciego horizonte las estrellas se ocultan
mientras navega el alma en pensamiento claro.
Hoy quiero detener las trágicas mareas
que inundan con sus aguas los diques de mi cuerpo
y antiguas caracolas con voces de sirenas
despiertan los menúfares de blancos pensamientos.
¡Quién pudiera frenar tifones y huracanes!
¡Quién pudiera amansar las fieras de la ira!
¡Quién pudiera alcanzar los frutos celestiales
en el jardín florido de una apasible vida!.
Hoy quiero atravesar la tela de mi cuadro,
volar en la cometa de libres ideales,
llegar a nuevos valles y lagos encantados,
ver castillos de sueños hechos realidades.
¡Que el tiempo se detenga en el instante mágico
surcado por el rayo de la felicidad!
¡Que las pálidas horas habitadas de ocaso
permanezcan hundidas en abismo infernal!.
Hoy quiero que este largo martirio de ansiedades,
de miedo, incertidumbre, angustia e inquietud,
de caminar a ciegas por oscuros fangales,
finalice en el sol de un limpio cielo azul.

Emma Margarita R.A.-Valdés

MACARENA