LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR *** FELICES PASCUAS *** MACARENA

ORACIÓN DE LA TARDE

Luz santa, esplendor del Padre,
¡a ti la alabanza Jesucristo!

HIMNO
Sus fieles seguidores, sus hermanos,
volvieron al cenáculo afligidos,
asustados, temiendo ser cogidos
y recibir la muerte por villanos.

Van a ungir el cadáver con sus manos
las mujeres, ahogando sus plañidos,
no están todos los ritos conseguidos
y piensan que los riesgos no son vanos.

Al llegar al sepulcro se asombraron
por encontrar la piedra removida
y a un ángel que les dice: No está aquí.

Alteradas, corriendo, se alejaron
con el alma exaltada, conmovida,
a ver entre los vivos al Rabbí.

Extraído de Magnificat, en Español
(suplemento SEMANA SANTA)

Es un momento sublime poder orar en la Santa Misa, con tu poesía, aquí va la continuación:

Jesucristo se muestra a las mujeres,
les anuncia su marcha a Galilea,
que lo digan sin miedo a la asamblea,
allí se informarán de sus poderes.

Todos dudan, pues son los pareceres
femeninos, y su dolor sortea,
con locas fantasías, la marea
de impaciencias, deseos y quereres.

Juan y Pedro deciden comprobarlo.
Allí estaban los lienzos recogidos
y el sepulcro vacío, abandonado.

Los soldados dispuestos a velarlo
huyeron del lugar, despavoridos,
¡el Mesías había resucitado!.

Los once a Galilea se encaminan
al cerro que Jesús les ha indicado,
cuando le ven venir, resucitado,
ante su gloria espléndida se inclinan.

Cuarenta días junto a Él se hacinan,
les promete que siempre irá a su lado,
que no teman, poder le ha sido dado,
sus palabras la inmensidad dominan.

Su mandato es que vayan por el mundo
bautizando en la Santa Trinidad
y salvando a las almas en su nombre.

Enviará al Espíritu fecundo
que con sus siete dones da la paz
y diviniza el ámbito del hombre.

LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

Por
Emma Margarita R.A.-Valdés

DE SU LIBRO
ANTES QUE LA LUZ DE LA ALBORADA, TÚ MARÍA
¡¡¡GRACIAS, EMMA!!!
Maricarmen
12-04-2009
MACARENA
Anuncios

SURCOS ABIERTOS *** POR EMMA *** MACARENA

SURCOS ABIERTOS

Por

EMMA MARGARITA R. A.-VALDÉS

Hay surcos agrietados en la tierra del mundo,
sin agua de la vida, sin sol de la esperanza,
desolador paisaje del espíritu humano,
que olvidó su linaje, la semilla del alma.

No muere el viejo grano para nuevas espigas,
no trabaja el arado en barbucho de olvido,
no se abona el amor en el capo de ortigas,
no crece verde hierva en el jardín cautivo.

Surge el canto armonioso del pájaro enjaulado
el croar de la rana en la charca enfangada,
el gemir de los élitros de enamorado grillo,
y el clamor de la tierra, que un día fue lozana.

¿Habrá nueva cosecha en campos de secano?
¿Germinará la vida en el surco baldío?
El fruto brotará de las manos humildes
que siembran en la tierra el amor infinito.

Emma Margarita



Habrá nueva cosecha, la semilla germiná cuando es sembrada por las manos del Amor…Gracias… a tus manos, a tú corazón…un surco azul de luz…

Mari Carmen

MACARENA