DOMINGO DE RAMOS ♥ UNA VEZ VIVÍ ♥ MACARENA






¡FELIZ DOMINGO DE RAMOS!

Salmo 21
Dios mío, Dios mío,
¿por qué me has abandonado?
Todos los que me ven, de mí se burlan; me hacen gestos y dicen: “Confiaba en el Señor, pues que él lo salve; si de veras lo ama, que lo libre”.
Dios mío, Dios mío,
¿por qué me has abandonado?
Los malvados me cercan por doquiera como rabiosos perros. Mis manos y mis pies han taladrado y se pueden contar todos mis huesos.
Dios mío, Dios mío,
¿por qué me has abandonado?
Reparten entre sí mis vestiduras y se juegan mi túnica a los dados. Señor, auxilio mío, ven y ayúdame, no te quedes de mí tan alejado.
Dios mío, Dios mío,
¿por qué me has abandonado?
Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré. Fieles del Señor, alábenlo; glorifícalo, linaje de Jacob; témelo, estirpe de Israel.
Dios mío, Dios mío,

¿por qué me has abandonado?




MACARENA
Anuncios

OCTUBRE: MES DEL SANTO ROSARIO *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ ***

REINA Y MADRE MÍA


Por


Emma-Margarita R. A.-Valdés


Siento tu fiel presencia,


Madre del cielo, Reina y Madre mía.


Has llenado mi esencia


de célica alegría.


Me cobija tu amor, tu paz, María.




Me has vestido de luz,


me llegó el brillo de tus doce estrellas.


¡Qué grande es tu virtud!


Más bella entre las bellas.


Deseo en humildad seguir tus huellas.
Emma – Margarita R.A.-Valdés




MACARENA

90º ANIVERSARIO DE LA LEGIÓN DE MARÍA *** UNA VEZ VIVÍ ***

90º ANIVERSARIO DE LA LEGIÓN DE MARÍA
Un día un grupo de visionarios de la Fe y el amor por Ella, comenzaron a formar un intrépido ejército, iluminados por el Espíritu Santo. Extendieron por el planeta su mensaje, sumando a sus filas fervientes devotos. La LEGIÓN DE MARÍA, cumple 90 años de vida en un derrotero de bendiciones esparcidas en las almas. María en su infinita bondad, humildad y firmeza, nos lleva de su mano, imposible no embebernos en su fuente. Medianera ante el Señor, por María y en María goza nuestro espíritu la plenitud del abrazo de su Hijo. Cumplimos 90 años de apostolado, el llamado nos llega, nos ilumina, nos da fuerzas, nos envuelve en la calidez de su sencillez.
                                           No desoigas el llamado.
María del Carmen

MACARENA

JMJ 2011 *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ ***

JMJ  2011 – MADRID
La Jornada Mundial de la Juventud, nos deja un mensaje pleno de esperanza. Millones de almas ataviadas de Luz por el AMOR. Echando por tierra comentarios agoreros, actitudes provocativas empeñadas en ensombrecer una fiesta del catolicismo, en su más firme raíz, la juventud, venida de todos los sitios del mundo, peregrinando con cánticos de alabanza, prometedores de un futuro enraizado en la fe.
Ellos son la simiente del mañana, dieron muestras cabales de su fortaleza, su convicción con humildad, respeto, embeleso y emoción. Un Santo Padre, también emocionado, expuso claramente sus mensajes, sin titubear, se lleva consigo y deja en cada pupila, en cada corazón, una llama encendida que nadie podrá extinguir, el amor a Dios. EL ETERNO AMOR.
María del Carmen

MACARENA

SI TIENES UN MOMENTO, AQUIETA TUS PASOS…*** MACARENA*** UNA VEZ VIVÍ***

SI TIENES UN MOMENTO, AQUIETA TUS PASOS…

Quisiera dirigirme a ti, que te detienes en este modesto espacio. Verás en él, poesía auténtica de quién posee el talento y sublimes dones, y algún escrito para despuntar mi alma, y sobre todo fe. Quisiera hablarte de la Legión de María, pues aquí, verás enlaces a la Ceremonia de ACIES, un acto de recogimiento al servicio de la Virgen María y por ende a nuestro crecimiento espiritual, dónde renovamos nuestra Consagración a María todos los años. El llamado llega de formas inesperadas, se enquista en el corazón sediento de amor y darse en apostolado. Te iré explicando en que consiste, que significa y las bendiciones que se reciben en este camino al servicio de la Santísima Virgen y en nuestra santificación personal que se obtiene cumpliendo sus normas de apostolado con la bendición del Espíritu Santo en nuestro interior, humildad de corazón, oración, entrega, Amor…
¿Qué es la Legión de María?, es: La Legión de María es una organización apostólica de laicos en la Iglesia Católica. Cuenta con más de 33 millones de miembros en el mundo. Ha recibido el reconocimiento de numerosos Papas, incluyendo Juan Pablo II.

Te dejo una bellísima Oración, que es nuestra Oración como legionarios:



Señor, concédenos a cuantos servimos bajo el estandarte de María, la plenitud de fe en ti y confianza en Ella, a las que se ha concedido la conquista del mundo.

Concédenos una fe viva, que, animada por la caridad, nos habilite para hacer todas nuestras acciones por puro amor a Ti, y a verte y servirte en nuestro prójimo; una fe firme e inconmovible como una roca, por la cual estemos tranquilos y seguros en las cruces, afanes y desengaños de la vida; una fe valerosa, que nos inspire comenzar y llevar a cabo sin vacilación, grandes empresas por tu gloria y por la salvación de las almas; una fe que sea la Columna de Fuego de nuestra Legión, que hasta el fin nos lleve unidos, que encienda en todas partes el fuego de tu amor, que ilumine a aquellos que están en oscuridad y sombra de muerte, que inflame a los tibios, que resucite a los muertos por el pecado; y que guíe nuestros pasos por el Camino de la Paz, para que, terminada la lucha de la vida, nuestra Legión se reúna sin pérdida alguna en el reino de tu amor y gloria. Amén.

Quisiera compartir contigo que te detienes aquí, en sucesivos encuentros lo referente a este apostolado. El rezo del SANTO ROSARIO, encomendado por María acaricia en sus perlas de Luz nuestros corazones.


A Jesús por María. María del Carmen





MACARENA



SOLEMNIDAD DE SAN JOSÉ *** 19 DE MARZO *** MACARENA

José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer
Hoy, celebra la Iglesia la solemnidad de San José, el esposo de María. Es como un paréntesis alegre dentro de la austeridad de la Cuaresma. Pero la alegría de esta fiesta no es un obstáculo para continuar avanzando en el camino de conversión, propio del tiempo cuaresmal.

Bueno es aquel que, elevando su mirada, hace esfuerzos para que la propia vida se acomode al plan de Dios. Y es bueno aquel que, mirando a los otros, procura interpretar siempre en buen sentido todas las acciones que realizan y salvar la buena fama. En los dos aspectos de bondad, se nos presenta a San José en el Evangelio de hoy.

Dios tiene sobre cada uno de nosotros un plan de amor, ya que «Dios es amor» (1Jn 4,8). Pero la dureza de la vida hace que algunas veces no lo sepamos descubrir. Lógicamente, nos quejamos y nos resistimos a aceptar las cruces.

No le debió ser fácil a San José ver que María «antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo» (Mt 1,18). Se había propuesto deshacer el acuerdo matrimonial, pero «en secreto» (Mt 1,19). Y a la vez, «cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños» (Mt 1,20), revelándole que él tenía que ser el padre legal del Niño, lo aceptó inmediatamente «y tomó consigo a su mujer» (Mt 1,24).

La Cuaresma es una buena ocasión para descubrir qué espera Dios de nosotros, y reforzar nuestro deseo de llevarlo a la práctica. Pidamos al buen Dios «por intercesión del Esposo de María», como diremos en la colecta de la misa, que avancemos en nuestro camino de conversión imitando a San José en la aceptación de la voluntad de Dios y en el ejercicio de la caridad con el prójimo. A la vez, tengamos presente que «toda la Iglesia santa está endeudada con la Virgen Madre, ya que por Ella recibió a Cristo, así también, después de Ella, San José es el más digno de nuestro agradecimiento y reverencia» (San Bernardino de Siena).

Comentario: Mons. Ramón MALLA i Call Obispo Emérito de Lleida (Lleida, España)

MACARENA

ADORACIÓN *** UNA VEZ VIVÍ *** MACARENA

ADORACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Es adorar a Jesucristo, el “Pan vivo bajado del cielo” (Juan 6.51), en su presencia viva y real en la Eucaristía.
Adorar a Dios es reconocerlo como Dios, como creador y Salvador, Señor y Dueño de todo lo que existe, como Amor infinito y misericordioso.
Adorar a Dios es reconocer. con respeto y sumisión absolutos, la nada de la criatura, que sólo existe gracias a Dios.
Adorar a Dios es alabarlo, exaltarlo y humillarse a sí mismo, como hace María, que confiesa con gratitud que “Ël ha hecho grandes cosas y que su nombre es Santo.

En cuantas oportunidades nos hemos preguntado, ¿ por qué tengo que ir a un lugar específico para Adorar a Dios? si está en todas partes.
Dios está en todas partes, pero no de la misma manera. Hay una presencia de Dios por inmensidad, por medio de Jesús Resucitado en la Iglesia, en su Palabra, en el hermano que sufre, en el Sacerdote, y la más eminente y plena de todas en el pan y el vino consagrados en la Eucarístia celebrada o reservada en el Sagrario, dónde está personal y substancialmente presente. Es el legado de amor que nos dejó y la forma más humilde, silenciosa y vulnerable de quedarse presente entre nosotros cumpliendo su promesa: “ESTARÉ CON USTEDES HASTA EL FIN DEL MUNDO”

Adorar al Santísimo Sacramento, es sin duda elevar nuestro espíritu a un estado de paz absoluto, es poder hablar con Él en la serenidad del templo, su casa, nuestra casa, despojarnos de todas nuestras ataduras, sentir la inmensa alegría que supone el saberse seguros pues Él nos cobija, quizá la plegaria se convierta en silencio, quedando nuestro corazón al desnudo, si Él sabe todo cuando habita en nuestro interior, y nos escucha y perdona. Comunión del alma con el Altísimo, éxtasis divino logrado en su presencia, por esto y mucho más, te adoro Señor.

“Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré” (Mateo 11,28).

María del Carmen

MACARENA