cuando despierta a la Vida ♥♥♥ SOLEDADES ♥♥♥ LEJANÍAS SIN DISTANCIA ♥♥♥

cuando despierta a la Vida

 

Y en sus manos un Rosario

desgranando algunas faltas,

de turquesa sus colores

junto el blanco de su alma.

 

Se arrodilla a sus desvelos

con la luz de la mañana,

y los grises de su cielo

se refugia en su ventana.

 

Dicen que dicen, quien sabe,

que una pena atroz le embarga,

y por ser pena de amores

cada quien opina, y…, ella calla.

 

Dicen, que sus ojos de nácar,

mimetizan un rosario

de cuentas de luz dorada,

que le llega en cada estrella

y como un oasis le abraza.

 

Y sus manos son la fuente

que alimenta a su esperanza,

cuando despierta a la Vida,

              a la Luz de su ventana…

 

© María del Carmen Menéndez García

Pintor: Fabian Perez

 

Anuncios

CONTEMPLAR A CRISTO CON MARÍA *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ ***

Contemplar a Cristo con María

                    María vive mirando a Cristo y tiene en cuenta cada una de sus palabras: “Guardaba todas esas cosas, y las meditaba en su corazón” (Lc 2, 19; cf. 2.51). Los recuerdos de Jesús, impresos en su alma, le han acompañado en todo momento, llevándola a recorrer con el pensamiento los distintos episodios de su vida junto al Hijo.
Han sido aquellos recuerdos los que han constituido, en cierto sentido, el “rosario” que Ella ha recitado constantemente en los días de su vida terrenal.

                   Y también ahora, entre los cantos de alegría de la Jerusalén celestial, permanecen intactos los motivos de su acción de gracias y su alabanza. Ellos inspiran su materna solicitud hacia la Iglesia evangelizadora. María propone continuamente a los creyentes los “misterios” de su Hijo, con el deseo de que sean contemplados, para que puedan derramar toda su fuerza salvadora.

Cuando recita el Rosario, la comunidad cristiana está en sintonía con el recuerdo y con la mirada de María.

“Rosario bendito de María, cadena dulce que nos une con Dios”
                                             Juan Pablo II
(Maricarmen)
MACARENA

ANDAR DESCALZA SIN TIEMPOS *** MACARENA***UNA VEZ VIVÍ***

Andar descalza sin tiempos

Me recibe un colorido perfecto, en los grises de un destemplado atardecer. Es andar sobre una tupida alfombra de tiempo… retozan los recuerdos entre pálidos verdes, exultantes rojizos, amarillentos de constante nostalgia, los árboles se despojan de su andadura, para que sus hojas dancen al compás de nuestros sueños… desnudos como ellos…, solo que poseen la virtud de permanecer en pie…a pesar de las inclemencias.


Es otoño de claroscuros en sol acariciante, viento soledad… lluvia lágrimas dolor… azul radiante esperanza… maravilloso paisaje visto tantas veces, y sorprendente inaugurando constante nuevas imágenes. Un milenario calendario seduciendo matices, adornado la vida con sus cambios…y acompasando nuestras emociones, y así como un sol radiante logra desleír el tiritar del alma, así florecerán los nuevos rebrotes en el sendero interior que nos habita.


Ruego a Dios que mis cansadas pupilas no dejen de sorprenderse ante el hechizo…, y al llegar el momento de rozar el cielo…diminutos destellos les coloquen alas con deslumbrantes soles, acariciantes brisas, alocados vientos, tan necesarios para trasladar ensueños…y gélidos inviernos… sabios, pues han permitido… a mis cansadas pupilas, valorar intensamente el calor de las estrellas…


Es otoño en su esplendor…quietud de hojarascas,…sin gris…



Maricarmen Menéndez García

MACARENA

EL REZO *** UNA VEZ VIVÍ *** MACARENA

EL REZO



En sus manos un Rosario,

que acongojado desgrana
en oración y esperanza,
bien sabe…que es el camino
para hallar la paz del alma.

En ti Señor, busca consuelo,
y en ti Madre, perseverancia,
y como niño perdido
ruega el maternal cobijo.
Es un hombre, parece un niño
herido, por espinas del camino,
y es el rezo la divina gracia
que hace vibrar a su alma
en las perlas se desliza
un derrotero de lágrimas.
Más sabe que nueva aurora
es su Fe, sosiego que le agiganta.
Rencuentro del niño – hombre,
con el maravilloso Amor
que es entrega…sin pedir nada…



Maricarmen Menéndez García


Pintor: Fabian Perez





















MACARENA

¿QUIÉN ES ELLA? *** MACARENA ***


¿QUIÉN ES ELLA?

San Luis María de Monfort
y el sagrado silencio de la criatura más perfecta.

“Por medio de la Santísima Virgen vino Jesucristo al mundo y por medio de Ella debe también reinar en el mundo”

A causa de su humildad

La vida de María fue oculta. Por ello, el Espíritu Santo y la iglesia la llaman alma mater: Madre oculta y escondida. Su humildad fue tan grande que no hubo para Ella anhelo más firme y constante que el de ocultarse a si misma y a todas las criaturas, para ser conocida solamente de Dios.

Por disposición divina

Dios Padre, a pesar de haberle comunicado su poder, consintió en que no hubiera ningún milagro, al menos portentoso, durante su vida.
Dios Hijo, a pesar de haberle comunicado su sabiduría, consintió en que Ella no hablara.
Dios Espíritu Santo, a pesar de Ella su fiel esposa, consintió en que los Apóstoles y Evangelistas hablaran de Ella muy poco y sólo cuando era necesario para dar a conocer a Jesucristo.
Ella pidió pobreza y humildad. Y Dios, escuchándola tuvo a bien ocultarla en su concepción, nacimiento vida, misterios, resurrección y asunción, a caso todos los hombres.
Sus propios padres no la conocían. Y los ángeles se preguntaban con frecuencia uno a otro: ¿Quién es ésta? (Cant. 8,5). Porque el altísimo se la ocultaba. O, si algo les manifestaba Ella, era infinitamente más lo que encubría”.

(San Luis María de Grignon de Monfort.
“Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen”)

EL Papa Juan Pablo II tomó como lema de su escudo, la frase que repetía el gran Santo:

“Soy todo tuyo, oh María y todo cuanto tengo tuyo es”. (Totus Tuus)

Maricarmen

MACARENA