SOLEMNIDAD DE LA ASENCIÓN DE LA VIRGEN *** EMMA MARGARITA *** MACARENA

LA ASUNCIÓN DE MARÍA A LOS CIELOS

Por
Emma-Margarita R. A.-Valdés

María, por tu hogar los serafines,
los seres de la altura, angelicales,
entonan melodías celestiales
y danzan en Belén los querubines.

Hacia Jerusalén, a sus confines,
te llevan a cumplir las terrenales
ceremonias de lápidas mortales
con tu ánfora colmada de jazmines.

Un resplandor más fuerte que la luz
nimba tu faz de célicos fulgores
en el momento de tu dormición.

Por tu corredención junto a su Cruz,
te sube el Hijo, plena de loores,
albergada en su tierno corazón.

Alcanzado el final de tu destino
arriban los apóstoles a verte,
a asistirte en el trance de la muerte,
guiados por presagio repentino.

Getsemaní es tu lecho vespertino,
yace inviolada tu hermosura inerte,
y en alas de su amor, inmenso y fuerte,
Dios te eleva al calor del Sol divino.

Por tu anonadamiento eres alzada.
Joven virgen, mujer, filial esposa,
casto verdor regado con su fuente.

Te nombra madre, reina y abogada,
confidente y amiga generosa,
medianera dulcísima y clemente.

El Padre te eligió y te bendijo
para vencer el mal con su simiente
y has aceptado, humilde y obediente,
dar a Jesús tu maternal cobijo.

Por tu vida abrazada al Crucifijo,
unida al Salvador fervientemente,
te da acceso a gozar eternamente
del honor alcanzado con su Hijo.

Tu inocencia no admite corrupción,
maravilla de tu carnal pureza,
es torrente de albura en tierra umbría.

Asunta como vía del perdón,
iluminas la senda a la Belleza,
eres el faro que a la gloria guía.

EMMA MARGARITA R.A.-VALDÉS

Emma, es un ser de luz, en cada poesía nos entrega un mensaje de Amor divino.

Bendiciones y gracias…por tanta belleza y generosidad.
Maricarmen
MACARENA

ÉL ES…*** EMMA MARGARITA *** MACARENA

ÉL ES…
Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

Él es esa ansiedad
que en medio de la noche
embravece mi mar
preguntándome dónde
encontraré la paz,
dónde estará mi Norte.

Él es esa tristeza
que en mi cuerpo se esconde,
sube como la hiedra
desde oscuros rincones
anhelando su meta
de luz y de horizonte.

Él es eso intangible
que está en mis emociones
trascendiendo mis límites,
mis penas y mis goces,
y me acerca al origen
de la vida y del hombre.

Él es el que me inquieta,
me nombra, me conoce,
está viva su huella
en todos mis rincones.
Él es lo que en mí reza
cuando todo se rompe.

Emma-Margarita R. A.-Valdés

GRACIAS, EMMA.

Maricarmen

MACARENA

A LA INMACULADA CONCEPCIÓN *** EMMA MARGARITA *** MACARENA

A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Por

EMMA MARGARITA R.A.-VALDÉS

En el primer lucero concebida
sin mancha original, intacta, pura,
como Arca de Alianza tu estructura,
el Vaso Espiritual para la vida.

Madre de Divina Gracia, ungida,
Puerta del Cielo, la Hija de la Altura,
Estrella de la humana singladura,
luz y consuelo, bálsamo en la herida.

Eres la Rosa Mística que aroma
el destierro y las lágrimas enjugas
con tu arrullo amoroso de paloma.

Por generosa entrega nos subyugas,
en Casa de Oro tu belleza asoma
y en paz y bien con tus hijo nos conjugas.

EMMA MARGARITA

De su libro

ANTES QUE LA LUZ DE LA ALBORADA, TÚ, MARÍA

La poesía sublime, perfecta, es esencia y amor para ti María, escrita por un ser que tiene tanto de ti…

tu amor, tu entrega, tu generosidad, y más…y más…

Mari Carmen


MACARENA

DÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA *** LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE *** EMMA MARGARITA *** MACARENA

LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE

(Mt 24,4-51; 25,1-13; Lc 21,5-38;
Mal 3,19-20a; Sal 97,5-6; 7-9a; 9bc)

Por

Emma-Margarita R. A.-Valdés

I – SÚPLICA EN LETANÍA DE AMOR

Óyeme, amor, hay plegarias
en mis labios.
Mírame, amor, de rodillas
ante Ti.
Háblame, amor, con palabras
de los salmos.
Siénteme, amor, recogida
junto a Ti.

Guárdame, amor, en praderas
sin murallas.
Líbrame, amor, de los miedos
con la fe.
Guíame, amor, por la tierra
de las águilas.
Sálvame, amor, que en tu cielo
viviré.

¡Ven pronto, amor!…


II – ESPERANZA

Yo sé que tu vendrás, Hijo del hombre,
llegarás luminoso en una estrella
como el rayo que sale del oriente
y hasta occidente alcanza su belleza.

Se agitará la mar,
se romperán las olas en la arena,
y bramarán las aguas
con sensuales canciones de sirenas.

No escucharé las voces
que me llamen al goce de la fiesta,
ni miraré las luces
que enciendan ante mí falsos profetas.

Yo esperaré en la playa
tu barca con el cielo entre sus velas,
y arribaré a tu gloria,
a la ciudad del oro y de las perlas.

No temeré a los vientos
porque serán las alas de mi espera,
ni temeré a las nubes
porque serán palomas mensajeras.

Pues yo sé que vendrás, Hijo del hombre,
brillarás poderoso en las tinieblas
cuando el mundo conozca tu palabra
y sepa de tu amor toda la tierra.

III – CONSUMACIÓN

Ven pronto, amor,
aunque no quede piedra sobre piedra,
aunque el dolor me aterrorice,
aunque tiemble la tierra,
aunque el hambre y el frío
cubran mi rico mundo de miseria.
Ven pronto, amor,
que, de ansiedad, el alma me desvela.

Tengo mi lámpara encendida
y he llenado de aceite las alcuzas,
duerme la noche
y en mis labios florecen aleluyas,
toma mi mano,
elévame en los rayos de la luna,
cierra la puerta,
que no entren la tristeza y la amargura.

Clarines, cítaras, trompetas
te aclaman, mi Señor, Rey de los cielos,
retumban tierra y mar
y mi voz canta salmos con tu pueblo,
los ríos y los montes
aplauden el encuentro,
y la paz, la justicia y la alegría
se instauran en la luz del nuevo reino.

Reclínate en el trono, bien amado,
que yo ungiré tus pies de peregrino
con esencia de azahar
del vergel renacido en el abismo.
Reclínate y descansa
en el jardín de amor de los olivos,
pues ha llegado el tiempo,
la predicción del cielo se ha cumplido.

IV – RESURRECCIÓN

Hoy cantan primavera
los pétalos jugosos de mis sueños,
la vieja rosaleda
florece sobre restos de años muertos,
mariposas de cálidos colores
juegan luces y sombras en el aire,
los tallos de mis noches
crecen libres de espinas y cristales.

Hoy cantan alabanzas
las alondras del árbol de mi vida,
el viento entre sus ramas
susurra la nostalgia a la sonrisa,
voces que en el silencio de la ausencia
forman la estela blanca del olvido,
raíces de la tierra
afloran con el agua del bautismo.

Hoy canto tu canción
antigua sinfonía de laureles,
arpegios de fervor
traspasan el vacío de mi mente,
rojas notas de sangre enamorada
fluyen por los caminos de mi cuerpo
y un surtidor de lágrimas
limpia mi corazón de errores viejos.

Emma-Margarita R. A.-Valdés

De su libro

“VERSOS DE AMOR Y GLORIA”

¡Gracias Madre mía, por tú milagro de Amor!

Maricarmen

MACARENA

ORACIÓN *** EMMA *** MACARENA

Antífona. ¿Quién es Esta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol, terrible como un ejército formado en batalla?

ORACIÓN
Por
Emma Margarita R.A.-Valdés
Virgencita mía,
mi amiga del cielo,
mi Madre adorada,
mi dulce consuelo.
Hoy, como otros días,
te llamo y te ruego
perdonas mis faltas,
perdonas mis miedos,
el olvido ingrato
de favores viejos,
y mi frialdad…
¡es débil el cuerpo!
Hoy como otros días,
acudo a tu encuentro,
sabes lo que sufro,
sabes lo que siento,
y si no conviene
cumplir mi deseo
puedes, Virgencita,
mitigar mi duelo.
Yo me acerco a ti,
de quien todo espero,

porque eres mi reina,
mi Madre en el cielo.
Y hoy, como otros días,
tu abrazo está abierto,
yo siempre rogando,
siempre recibiendo
de tu caridad…
sin seguir ejemplo,
¡perdón, Virgencita,
por mi atrivimiento!
Sé, que tu me amas,
tú sabes te quiero,
y espero de ti,
por tu amor sincero,
ese amor que dio
a tu hijo en precio,
atiendas mis súplicas,
escuches mis ruegos,
y nos des la paz
y al final el cielo.
EMMA MARGARITA
Gracias por la luz, por llevarme con infinita paciencia, gracias por ser…mi amiga.
Maricarmen

SEDIENTA DE TI *** UNA VEZ VIVI ***

SEDIENTA DE TI

Me miras…con ternura infinita y cuando me miras mi alma se inunda
de profunda paz. Ya se, mucha veces esquivé tu mirar, en falta sentía
a mi corazón, fui indiferente a tu evocación, necia y aturdida.
Visitaba tu casa, comía tu pan, bebía en la fuente de tus manos…
ingrato comensal y, partía sin más.
Te miro y me miras. Te pido perdón…te tuve sin verte… hoy siento tu abrazo, y sedienta de ti, vislumbro serena que es llama viva, mí fe y TÚ Amor. Me miras… Renazco…Señor…

Mari Carmen

septiembre de 2008

MACARENA

ARRIBARÉ A TU LADO *** MACARENA*** EMMA MARGARITA

ARRIBARÉ A TU LADO

Por
Emma Margarita R.A.-Valdés

Paseo mi dolor por los sembrados
donde crece la espiga de la vida.
Brilla un sol en la cima del ocaso
y con su luz mis pasos ilumina.

Sedienta me dirijo a la alfaguara
que saciará mi sed de cercanía,
anegará mi pena, mi añoranza
con el beso intangible de la dicha.

Aguardo en la aridez de mi destierro
el ramo de tus flores renacidas
y, en el jardín que calma mi deseo,
abrazarte y gozar de tus sonrisas.

En este instante gris, mis ojos ciegos
no ven la inmensidad que al fin espera
tras la cortina azul del universo,
son reos condenados a la tierra.

Mi amor traspasa el límite del tiempo,
permanece reciente en mis latidos
la presencia vivaz de los momentos
que animados y juntos compartimos.

No habito ya en mi cuerpo, vivo ausente
del mundo material que me rodea,
mi pensamiento vuela y se sumerge
en esa dimensión que ahora te alberga.

Estaremos unidos y felices
eternamente en paz, es nuestra meta.
Yo sé que hay un lugar en el que existes
y arribaré a tu la lado cuando muera.

Emma Margarita R. A -Valdés

Algún día, amor…

Mari Carmen

MACARENA