aprendiendo ♥♥♥ SOLEDADES ♥♥♥ LEJANÍAS SIN DISTANCIA ♥♥♥

aprendiendo

La luz temprana de un nuevo amanecer
le dijo: – despierta ya es un nuevo día -.
Y paso por su mente en suave ráfaga,
el día de ayer. Emprendió la marcha…
Sabía, pues algo sabía de las alboradas,
despeinó sus alas, dejó libre a una estrella
que dormía en su almohada,
luego de ser hurtada al distraído cosmos
en una noche desvelada y blanca.
Sentía en su alma, aquello que guarda
en complicidad con silencios del Cielo.

La orbe, urbana, pintaba tintes esmeraldas
con mezcla de grises, mezquina de soles,
convidaba sorpresas al paso del tiempo,
ese duende constante, que acorrala.
Adornó su cuerpo, prolijamente,
su rostro matizó, así, no se notara
la palidez de inviernos despuntando al alba…
Se vistió de vida con sus miradas de melancolía…
La brizna sutil, olvido en su frente resabios de sol,
y altiva y oferente, arropó al viento,
enarboló contentos, acaparó suspiros.

Y cuando creía, que ya, todo lo sabía,
cada alborada le estampaba en el alma
una nueva enseñanza, y tenazmente creía, que aprendía…

© María del Carmen Menéndez García

Anuncios

Tu comentario es una caricia para continuar, gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s