SOLEMNIDAD DE SAN JOSÉ *** 19 DE MARZO *** MACARENA

José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer
Hoy, celebra la Iglesia la solemnidad de San José, el esposo de María. Es como un paréntesis alegre dentro de la austeridad de la Cuaresma. Pero la alegría de esta fiesta no es un obstáculo para continuar avanzando en el camino de conversión, propio del tiempo cuaresmal.

Bueno es aquel que, elevando su mirada, hace esfuerzos para que la propia vida se acomode al plan de Dios. Y es bueno aquel que, mirando a los otros, procura interpretar siempre en buen sentido todas las acciones que realizan y salvar la buena fama. En los dos aspectos de bondad, se nos presenta a San José en el Evangelio de hoy.

Dios tiene sobre cada uno de nosotros un plan de amor, ya que «Dios es amor» (1Jn 4,8). Pero la dureza de la vida hace que algunas veces no lo sepamos descubrir. Lógicamente, nos quejamos y nos resistimos a aceptar las cruces.

No le debió ser fácil a San José ver que María «antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo» (Mt 1,18). Se había propuesto deshacer el acuerdo matrimonial, pero «en secreto» (Mt 1,19). Y a la vez, «cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños» (Mt 1,20), revelándole que él tenía que ser el padre legal del Niño, lo aceptó inmediatamente «y tomó consigo a su mujer» (Mt 1,24).

La Cuaresma es una buena ocasión para descubrir qué espera Dios de nosotros, y reforzar nuestro deseo de llevarlo a la práctica. Pidamos al buen Dios «por intercesión del Esposo de María», como diremos en la colecta de la misa, que avancemos en nuestro camino de conversión imitando a San José en la aceptación de la voluntad de Dios y en el ejercicio de la caridad con el prójimo. A la vez, tengamos presente que «toda la Iglesia santa está endeudada con la Virgen Madre, ya que por Ella recibió a Cristo, así también, después de Ella, San José es el más digno de nuestro agradecimiento y reverencia» (San Bernardino de Siena).

Comentario: Mons. Ramón MALLA i Call Obispo Emérito de Lleida (Lleida, España)

MACARENA

19 DE MARZO *** DÍA DEL PADRE *** SAN JOSÉ *** EMMA – MARGARITA *** UNA VEZ VIVÍ *** MACARENA

EL DESPERTAR DE JOSÉ
Por
Un despertar de párpados confusos
asolan a José,
carpintero del tronco de David.
Aguas turbias, espesas de recelos,
inundan sus raíces.
Sobre la espalda el peso de la niebla
le impulsa hacia la noche.
En su pecho aletean
palomas indecisas sin cobijo.
Por sus dedos incólumes
se derrocha la miel del panal virgen.
Ahogan su garganta
arpegios de dormidas primaveras.
Le emociona mirar tus ojos bellos,
el cintillo granate de tus labios
de lozanía cándida.
Se extravía su mente.
¿Cómo vivir o huir de aquella sombra
instalada en tu albura?
¿Cómo romper el muro, el hermetismo?
¿Acaso es el retoño de su tronco
tornasolado azahar en tu vidriera?
Los Libros lo atestiguan,
le perturba un conjuro de reflejos,
de sublimes fulgores.
Un vendaval sagrado le interroga.

Noticias de la luz
pueblan de resplandores sus contrarios,
calman su alborotado amargo mar.
La voz canta el misterio que se esconde
tras la puerta sellada.
Un bálsamo mirífico
solaza con ternura sus arterias.
Amantes golondrinas
arrancan los punzantes desvaríos.
Inmerso en el espacio luminoso
despeja sus incógnitas,
llena el cuenco vacío de sus manos
con el calor del nido.

MACARENA

DÍA DE LA MUJER *** UNA VEZ VIVÍ *** MACARENA ***


Día de la Mujer

 A un cielo mío

Es Mujer con mayúscula, dueña de los talentos, sabiduría.
Cuando ella sonríe estalla el universo, y en su tristeza,
enmudecen las estrellas.
Cuando ella mira, ternura pura son sus pupilas, acarician,
ella se refleja en ELLA y la humildad se funde en una sola.
A su paso, esparce aromas de armonía,
y en su siembra germina el amor.
Es mujer, esposa, madre, abuela, es amiga.
Cuando lágrimas asoman, y ruedan por sus mejillas,
Dios las recoge, perlas de agua bendita en manos del Creador.
Y sus manos, sus manos, fuente clara que alimenta el corazón.
No es un día, lo son todos en la vida,
es mi amiga y no es una utopía.
Es mujer, es poesía, cada día es mi luz…

Maricarmen

MACARENA

DICEN *** UNA VEZ VIVÍ *** MACARENA ***

DICEN

Dicen que nombrarte, que dibujar tu nombre

con pinceles azules que lleguen al cielo,

le quita interés a mis escritos.

Es que no ven Amor, qué eres tú quién dicta

a mis oídos, el más bello sonido

en tus notas breves.

Así conjugo verbos, por el Verbo más sublime,

y elevo sentimientos, y te nombro en mi delirio,

delirio de poseer el don intacto

y dejar tu huella,

en mi teclado, en mística armonía de rimas

a Tu amparo.



Maricarmen



29/05/2008 22:19:03







MACARENA


Estando *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ ***

Estando


Cuando estoy frente a ti,
aquí en tu casa,
y sientas que me pierdo
en vuelos del alma,
las manos unidas en plegaria,
y pupilas sedientas de tu mirada,
y la mente ondulando estrellas,
no dudes de mi amor, te ruego.

Tu todo lo sabes, antes que respire
me otorgas el aire.

Cuando estoy frente a ti,
dónde me encuentre,
y notes que estando…, me evado,
y alguna gota de rocío
se empeña en nublar la razón,
no es ingratitud, lo sabes,
si Tú me das el gozo
matizando al dolor.

Cuando estoy frente a ti, Buen Dios

© María del Carmen Menéndez García
2/2/2011







MACARENA